Los Teatinos

Consultoría y Formación

Protocolos TCP y UDP

TCP: es el paso previo imprescindible para iniciar una comunicación. Una vez que se ha establecido la conexión, cualquiera de los dos extremos de la misma, puede empezar a transmitir, y terminiar la conexión en el momento que se desee.

Por tanto es muy importante tener claro:

     -  TCP obliga al establecimiento previo de una conexión antes de comenzar a tranmitir.

     -  Ofrece control de flujo y de errores, con lo que garantiza al nivel de apliación un servicio fiable, por lo tanto los paquetes se entregan en el orden previamente establecido.

 

UDP: no es necesario un establecimiento de conexión previo para iniciar la transmisión.

      -  Sin control de flujo, por lo tanto existiría la posibilidad de entrega de segmentos duplicados o desordenados.

 

Todo esto se consolida mejor con el siguiente video.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar